El sistema para vigilar la calidad del aire en el invernadero: «Air Monitoring»

Air Monitoring

El sistema para vigilar la calidad del aire en el invernadero ‘Air Monitoring’, desarrollado por EMS, CropEye y SERCOM, ha sido nominado para el Horti Fair Innovation Award 2012. Con Air Monitoring, los productores tienen la posibilidad de intervenir a tiempo si la concentración de gases nocivos en el invernadero sube a niveles demasiado elevados. De esta forma se pueden lograr grandes mejoras de la calidad y la producción del cultivo.

Los últimos años se han comunicado pérdidas de producción y calidad del 10 al 20% a causa de gases nocivos en el aire del invernadero. Una concentración de etileno y NOx en el aire del invernadero demasiado alta puede reducir seriamente el crecimiento y el desarrollo de un cultivo. Estos gases nocivos provienen de los humos que se utilizan para dosificar el CO2 o de aparatos con un motor de combustión en el interior o en la proximidad del invernadero.

Cinco gases

Air MonitoringCon Air Monitoring, los productores pueden vigilar la composición del aire en el invernadero y tienen la posibilidad de intervenir a tiempo si la concentración de gases nocivos sube a niveles demasiado elevados Air Monitoring consiste en MAC View®-Greenhouse Gas Analyser de EMS y un módulo en el ordenador de clima de SERCOM. El MAC View®-Greenhouse Gas Analyser es un instrumento de medición de gran precisión que vigila cinco gases, a saber NO, NO2, C2H4, CO y CO2. En caso de riesgo de que se sobrepasen los valores límite es sumamente importante tomar las medidas oportunas, tales como interrumpir la dosificación de CO2 y/o aumentar la ventilación. Esto puede automatizarse si se vincula el MAC View®-Greenhouse Gas Analyser al ordenador de clima de SERCOM.

Investigación

Air Monitoring ha sido desarrollado por EMS, SERCOM y el director de innovación CropEye, y es el resultado de cinco años de investigación por la plataforma de innovación AirQ. En este estudio se hizo un inventario de los valores medidos de los gases en el invernadero y su efecto sobre el cultivo. Se reunió mucha información y se desarrolló un sistema para evitar que se sobrepasaran los límites de riesgo. El estudio fue cofinanciado por el programa ‘Kas als Energiebron’ (el invernadero como fuente de energía) y Gasterra. Durante el desarrollo de Air Monitoring se colaboró estrechamente con empresarios hortícolas, organizaciones de asesoramiento y centros de investigación.

Compartir esto vía: